Con la publicación de la Ley Fintech en marzo de 2018 y con las leyes secundarias en septiembre del mismo año se definió el periodo de doce meses para presentar la solicitud de autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores . De primera vista al analizar la guía que publicó la CNBV que contiene 190 páginas queda claro que se tiene que invertir tiempo y recursos para poder presentar la información completa, detallada y precisa. Para las empresas que tienen la infraestructura es un proyecto al cual pueden prestar la atención debida, por otro lado me imagino a una startup donde el foco está en el crecimiento y operación del día a día que este proceso de autorización puede ser una pesadilla.

Son ocho secciones de las cuales se tiene que preparar información detallada y en algunos casos basada en los formatos que anexa la CNBV.

  1. Escrito de solicitud.
  2. Documentación e información relacionada con la solicitud para la organización y operación de una institución.
  3. Tabla de capitales mínimos en función de las operaciones a realizar.
  4. Plan de negocios.
  5. Información en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.
  6. Información de Atención a autoridades.
  7. Anexos a la CUITF (Ley Fintech)
  8. Inicio de operaciones

Los principales conceptos de cada sección son los siguientes.

Adicionalmente y como primer acercamiento con la CNBV se tiene hacer una presentación (con elementos visuales) del proyecto la cual debe contener la siguiente información:

  1. Identidad de accionistas.
  2. Presencia en el mercado.
  3. Modelo de negocio y actividades a realizar.
  4. Cobertura geográfica y mercado objetivo.
  5. Productos y servicios a ofrecer.
  6. Justificación del proyecto y sus bondades.
  7. Proyecto de crecimiento a mediano y largo plazo.
  8. Estructura de capital.
  9. Infraestructura tecnológica.
  10. Origen de los recursos aportados a capital.

El escrito que se presenta es de formato libre y debe contener toda la información de las ocho secciones, este escrito lo tiene que presentar la persona interesada en construir u operar una IFPE o personas que acreditan la facultad especial de gestionar la solicitud o facultad general para realizar actos de administración, en términos más coloquiales los fundadores o representantes legales.

Para poder presentar una información concisa considero que se tiene que involucrar a un abogado, un oficial de cumplimento y un financiero.

Así que a poner foco y dedicar el tiempo necesario para poder obtener la autorización de la IFPE.